Cadete



martes, 21 de enero de 2014

Si la unidad del Movimiento Obrero Organizado depende de estos crápulas, estamos en problemas

"Si queremos en serio joder, tenemos un poder de fuego que paramos el país en 24 horas"



Con un análisis descarnado de la situación económica, política y social del país, que atribuyeron a "la manifiesta incapacidad en la gestión del Gobierno" para la solución de los problemas, los secretarios generales de las dos CGT opositoras (Hugo Moyano y Luis Barrionuevo) coincidieron en sus reclamos al kirchnerismo y dieron un primer paso hacia la unidad gremial.

La cumbre sindical reclamó "paritarias libres, sin techo y anticipadas", la eliminación del impuesto a las ganancias y medidas contra la inflación, la ola de inseguridad y la expansión del narcotráfico.

Los dirigentes sindicales hicieron en Mar del Plata un llamado a la unidad del movimiento obrero y una crítica feroz al rol del Gobierno y "la escasa claridad" de la dirigencia política en general.

Luego de atribuir al kirchnerismo "una manifiesta incapacidad en la gestión para la solución de los problemas", el documento apuntó contra un "Estado que, lejos de estar presente, se debate, sin pena ni gloria, en una Argentina de saqueos, cortes de energía, cárceles sin control interno, fuga de capitales, inseguridad urbana, disparada de precios y un gran desorden estructural".

Los gremialistas plantearon también otros reclamos inmediatos, como la devolución de los fondos retenidos por el Estado a las obras sociales y la equiparación de la jubilación mínima con el salario mínimo vital y móvil.

"El gran desafío para 2014 es romper ese círculo maldito, tal como otras generaciones de argentinos que vieron los recursos del país y la nobleza de nuestro pueblo y partieron en búsqueda del futuro", advirtieron los participantes de la cumbre en el crítico documento.

La contundencia del mensaje se profundizó con la dureza de los planteos que bajaron desde el escenario. Tanto Moyano y Barrionuevo como el oficialista Fernández (UTA), Gerónimo Venegas (peones rurales), Horacio Valdez (obreros del vidrio), Carlos Acuña (estaciones de servicio) y Juan Carlos Schmid (dragado y balizamiento) no ahorraron críticas.

"Han pasado diez años de crecimiento sin desarrollo, se ha multiplicado la pobreza y la indigencia y ya empieza a faltar el trabajo en todas las actividades. Significa que no han sabido gobernar", disparó Moyano, quien insistió en dos conceptos: la "tendencia" económica internacional desperdiciada y la necesidad de que "un trabajador que haya sufrido necesidades" llegue a la Presidencia.


Ahora... veamos: ¿de dónde va a salir el proyecto superador del kirchnerismo? ¿del MOO? ¿de esto?

No hay comentarios: