viernes, 23 de octubre de 2009

Aleeerrta!



Yo la tengo.

La entrada para ver a Charly. Hace muchos años que sigo la carrera de Charly. Y la de hoy es una ocasión especial, no hace falta explicar por qué. Lo único que importa es verlo y escucharlo, saber cómo está el Charly músico, cómo suenan sus canciones, las que atraviesan mi vida y la de muchos otros. No me interesa ni un poco entrar en consideraciones acerca de "Charly, ejemplo de rehabilitación", ni a favor ni en contra, ni un poco más o menos. Eso es materia de mercadeo mediático, de las corporaciones que nunca dejan de ponerse en árbitros de la moralidad y del sentido de las cosas.

Se está largando la tormenta. Hoy que Charly parece estar tranquilo, el cielo está nervioso. Anuncian tormentas eléctricas, granizo, van a caer Narodoskys, Montenegros y Finos Palacios de punta. ¡Dios nos ampare!

Después cuento.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

jaja, te toco una linda noche.. rayos y centellas para ti, lindo cuervito kaka

César dijo...

vas al VIP?

arqueck dijo...

Yo pegué una entrada a último momento y sólo voy a decir (por ahora) que me pareció violento el clasismo de separar el campo de ricos del campo del vulgo (que estaba lejísimos, que no tenía pantallas para ver al artista, que era golpeada cuando intentaba cruzar).

Yo estaba en una platea que alguien que la paga abona $250 y no se veía a Charly. Sí pudimos disfrutar de un techito y de la obra de teatro de la que era protagonista von Quintiero.

arqueck dijo...

Por otro lado, musicalmente estuvo muy bien. Yo vì en vivo a Charly 8 o 9 veces en mi vida y nunca sentí una presencia que llenara tanto como la de Hilda Lizarazu (quizás Sosa Mercedes en Obras).

Y lo de Spinetta.

Oscar Cuervo dijo...

César: sí.

Arqueck: qué pena, yo lo vi bien, llegando a las 20:50. Y lo escuché super.

Y clasismo, sí. Hay clasismo.

Yo 250 mangos los pongo por Dylan y por Charly. Y por alguien más, que ahora no pienso nombrar.

Daniel dijo...

Que envidia!
Yo tenía que estar en la radio.
Debe haber sido mostruoso.

Anónimo dijo...

A Dylan fuiste con Tomas?...
Mirá que ahora es malo y empresario...

Oscar Cuervo dijo...

No, marmota, Abraham garroneó una entrada a Velez, yo me pagué una popular. Aprendé antes de hablar, gil.

Anónimo dijo...

Una vez mas: Chupala cuervo!