miércoles, 21 de octubre de 2009

Madame Butterfly

La película de Tsai Ming-liang que se proyecta hoy por última vez en el DOCBSAS/09



por Liliana Piñeiro

¿Cuánto tiempo lleva la dolorosa comprobación del desamor? Ésta parece ser la pregunta que sostiene a Madame Butterfly, el corto que Tsai Ming-liang filmara en homenaje a la famosa ópera de Puccini. No es casual el escenario elegido: se trata de un “no lugar”, la estación de ómnibus de Kuala Lumpur, donde la transitoriedad de los vínculos acentúa la soledad. “Mi novio vendrá a buscarme”, afirma Madam en medio de la multitud, rechazando toda ayuda para regresar a su casa. Desde esa certeza, máximo pico de expectativa amorosa, se desencadena la desilusión. Y el tiempo no es variable menor. Los minutos van esculpiendo los rasgos en el rostro de la Dama Mariposa y sólo hay que dejarlos transcurrir, hasta que la obra de la desolación esté consumada. Del abigarrado espacio de la estación se pasa a la intimidad de una cama.

Otros son los signos de la ausencia: una poética de los rastros se desliza en la pantalla. La escena queda definida desde el amante que falta, faro invisible de significación. El silencio es el único sonido del abandono, mientras la mano crispada revela la impotencia del cuerpo. El sueño pierde su batalla y los ojos se abren al recuerdo, de triste persistencia. Nada más (y nada menos). Hay que verla. Breve, conciso lirismo para un imposible olvido.

6 comentarios:

julieta dijo...

iremos por Tsai y por Apitchapong.

besos.

meridiana dijo...

yo voy a recordar la escena de la cama mucho tiempo. punto de la ausencia en que asoman esos restos del amor, apenas huellas para no desmentirnos.

con la misma obstinación nos aferramos a lo perdido, insistimos.

Lilián

Fotografías dijo...

Muy buen texto, Liliana, sucinto y preciso, como la misma película de Tsai Min Liang. Muy linda esta frase:

"Los minutos van esculpiendo los rasgos en el rostro de la Dama Mariposa y sólo hay que dejarlos transcurrir, hasta que la obra de la desolación esté consumada."

liliana dijo...

Gracias, Andrés. Los tres cortos de ayer me conmovieron, cada uno a su manera.Muy buena la recomendación de Oscar.

Lilián:está bueno hacer de esa obstinación, escritura.

Y espero, Julieta, que no te hayan defraudado...

julieta dijo...

no, no me defraudaron para nada. ninguno de los tres, aunque me gustaron de distinto modo. el de Apitchapong lo recuerdo como si hubiera sido un sueño.

Nah dijo...

Madame Butterfly se lució (y personalmente, no esperaba menos de Tsai-Ming Liang), incluso con una calidad de imagen de video casero. La de Api fue puramente excelente.