Los cines posibles

Los cines posibles
El Amante - Cine

martes, 23 de agosto de 2016

El 9,3% de desempleo también se lo debemos a los burócratas que le dan tiempo a macri



Hoy a la mañana en Plaza de Mayo, colas de gente para recibir de los productores rurales algunas peras gratis


Jorge Todesca, titular del Indec, informó hoy el índice de desocupación de la era macrista: 9,3 % al final del segundo trimestre. 1.165.000 personas sin empleo.

Las últimas cifras conocidas del gobierno de Cristina: 6,6 % en el segundo trimestre de 2015, 5,9 %o en el tercer trimestre.

Dice Arnaldo Bocco:

"Sube el desempleo abierto y la subocupación. El aumento con relación al año 2015 era el esperado, al menos para muchos de nosotros que venimos señalando que la macroeconomía le iba a jugar en contra el gobierno de Cambiemos por el enfoque ciertamente contrario a los realizado en los 12 años anteriores.

"No va a ser un almuerzo gratis. Si se devalúa, se retiran las retenciones, se aumenta el endeudamiento, se baja la protección industrial y se aumentan las importaciones, si adicionalmente se suben las tasas de interés y la inflación sigue subiendo y los salarios reales bajando, el mercado se achica y la producción industrial también se desploma. Especialmente en los sectores intensivos en el uso de trabajo y dependientes de ese comportamiento en el mercado interno.

"9.3 es una tasa amenazante, una tasa muy alta. Significa desaceleración, caída de la demanda, desocupación abierta en expansión, ajuste y expectativas negativas por la desindustrialización que avanza.

"9.3 es un dato que preanuncia que tampoco será gratis la cena si el almuerzo fue caro para el Gobierno de Macri. En los grandes centros urbanos el desempleo llega a 11% y más, especialmente por la retracción de la actividad industrial y las producciones locales que no encuentran ni mercado interno ni mercado de exportaciones.

"Si crece el desempleo abierto y crece el subempleo, y además si hay mas gente buscando trabajo, es porque las condiciones de empleabilidad son frágiles, pero, y más visiblemente, porque los salarios reales son menores.

"Es un día de malas noticias para quienes miran si el desempleo presagia días difíciles.

"En efecto, no era de esperar otra cosa..."

Digo yo: El 9,3% de desempleo también se lo debemos a los prudentes compañeros Moyano, Barrionuevo y Caló, que le dieron tiempo al macrismo para que aprenda a gobernar. Sólo que el macrismo no es que fue aprendiendo, sino que inmediatamente dispuso las políticas que conducen a esta desocupación. No hubo errores, no hubo ensayos: fue una política precisa y eficaz.

La clase que hoy gobierna tiene claridad para definir su estrategia y para aplicar los instrumentos para lograrla. Pero las cúpulas sindicales ¿a qué estrategia responden? ¿Qué significa escuchar en boca de la cúpula sindical reunificada que se tienen que tomar tiempo para analizar la situación y los pasos a seguir? ¿Que no tienen estrategia, o que la tienen y no se la pueden explicar a sus bases? ¿Qué significa escuchar en boca de un burócrata: "si le va bien a macri, nos va bien a todos"? ¿qué porcentaje de estupidez. de maldad o de traición tiene al decir eso?

¿No se dio cuenta un burócrata que está desde hace 40 años engordando la panza en el sillón de un sindicato, que hace décadas que no trabaja, que esta política tiende a diezmar su base social?

¿La "nueva" CGT de Juan Carlos Schmid, Héctor Daer y Carlos Acuña está esperando llegar al 10% de desempleo, al 15%, para decir "tendríamos que hacer algo"?

Raro que un tipo con 40 años en su cargo no sepa advertir el sesgo de estas medidas económicas. Capaz que lo sabe y está dejando hacer. ¿Cuál sería su estratega?

Vale la pena escuchar las palabras del secretario general de La Bancaria, Sergio Palazzo, al retirarse ayer de la autoconsagración del triunvirato burócrata.



"Mientras discutimos algunas cosas los dirigentes, el gobierno generó más desempleo, generó una inflación de más del 40%, generó más concentración de la economía. Y nosotros seguimos en un debate de cuánto tiempo le vamos a dar al gobierno. Sostenemos desde este espacio que el congreso tiene que tratar un paro nacional de 24 horas, que no puede pasar del mes de septiembre. Esta CGT tiene que tener un programa. A este gobierno no hay que darle un minuto más de tiempo. Cada minuto que se pierde es un trabajador en la calle, es un salario menos, una familia más con problemas".

Cuando al final de la reunión le preguntaron a Héctor Daer por el discurso de Palazzo, dijo "es un grupito que se retiró porque querían más cargos".

1 comentario:

Carlos G. dijo...

Todo lo cual vuelve a reafirmar (por si fuera necesario) que un gobierno no puede instrumentar estas políticas si no cuenta con la inestimable colaboración de las cúpulas sindicales, de buena parte del poder legislativo y judicial y, finalmente, de una porción importante de los ciudadanos de a pie.
No menciono al poder económico y mediático porque ésos directamente forman parte del gobierno, o quizás debería decir mejor, que el gobierno es el representante de sus intereses.