Santiago Maldonado

Santiago Maldonado
Con vida te queremos

jueves, 24 de julio de 2014

Masacres, religiones y racionalidad




por Oscar Cuervo

La masacre en Gaza ha renovado una serie de debates en los cuales se esgrime el lugar común de que la responsabilidad de la violencia es de las religiones, porque a diferencia de la política o la ciencia, la religión es irracional y por ende, propicia la violencia. Apropósito de ello, comparto dos apuntes. El primero me llegó como comentario a un post anterior, el segundo es de cosecha propia.

I

Dice Gustavo Fainschtein:

"Respecto a la faceta religiosa del conflicto entre palestinos e israelíes:

"La cuestión religiosa ha sido y es, sobre todo, tomada y explotada por los intolerantes, los antisemitas, los antiislámicos y, en general, por los ignorantes. Según mi criterio, se trata de un problema colateral del conflicto en sí, aunque, como expresé, explotado por muchos para sus propios fines.

"Si realmente se quisiera introducir la religión en el conflicto, claramente no sería un problema sino, quizá, un principio de la solución (soy consciente de la ingenuidad de mi postura).

"Soy un judío creyente, aunque un practicante en mora para la ortodoxia. Si hay algo que me importa -y mucho- del judaísmo son sus enseñanzas éticas. Es fundamentalmente en ellas que baso mi religiosidad, procurando ser cada vez más un mejor judío, es decir, un mejor ser humano.

"Todo esto viene a cuento de que hay mandatos ("mitzvot" *) que muchos de los que se dicen "religiosos", "creyentes" o "devotos" ignoran amplia e hipócritamente, aún cuando pretenden vivir cumpliendo con el ritual, pero lo hacen "ritualmente", burocráticamente, y, por cierto, también con una gran dosis de hipocresía en la mayoría de los casos.

"El mandato es claro y contundente: nadie que se precie de buen judío puede ignorarlo. Hace muchos años que la cuestión ha sido abordada por el judaísmo y se sintetiza en la conocida leyenda talmúdica * que cuenta que un gentil se acercó al sabio Hillel  * y le manifestó su deseo de convertirse al judaísmo, pero sólo si Hillel le enseñaba toda la Torá * mientras él lograse estar parado en un solo pie. Hillel le respondió: "Lo que es odioso para ti, no lo hagas a tus semejantes. Esa es toda la Torá, el resto es comentario".

"Esa regla, conocida universalmente como la "regla de oro", puede hallarse -formulada de diversas maneras- en muchas otras religiones, culturas y pensamientos filosóficos. En el islamismo (no es casual mi ejemplo) hay una "hadiz" * que dice: “Ninguno de vosotros habrá de completar su fe hasta que quiera para su hermano lo que quiere para sí mismo”.

"Por todo esto, considero que los mandatos de la religión o, mejor, de las religiones, si fueran seguidos sincera y lealmente, no podrían se utilizados para justificar absolutamente nada del conflicto palestino-israelí y, en todo caso, ayudarían mucho para su solución".

* Para los que desconocen algunos de los términos, incluyo un glosario de definiciones elementales y muy simplificadas:

- Talmúdico/a: del Talmud, un libro que compila discusiones rabínicas sobre leyes judías, tradiciones, costumbres, narraciones y dichos, parábolas, historias y leyendas.

- Hillel (también conocido como "Hillel, el Anciano" o "Hillel, el Sabio"): eminente rabino y maestro judío que vivió entre el 70 a. C. y 10 d. C.

- Torá: la Biblia hebrea, también conocida como Pentateuco, Primer Testamento.

- Hadiz: en el islamismo, narración o relato referido al profeta Mahoma."

II

Digo yo:

¿A diferencia de la política o la ciencia, la religión es irracional?

Me permito dudar de esa simpleza.

Dice alguien en un foro de debates: "Lo que hace un gobierno es analizable desde un punto de vista estrictamente racional, con datos concretos con los cuales se podrá estar de acuerdo o no. Una religión es una cuestión de fe, es decir totalmente irracional". Equivocado de punta a punta: todo es analizable: lo que hace un gobierno y lo que dice una religión. Los gobiernos pueden ser en sus actos racionales o irracionales.

Creo que quien dice que las religiones son irracionales mientras que la política y la ciencia son racionales confunde el discurso (sea político, religioso, filosófico o científico) con las acciones que se hacen en nombre de ellos, con la posibilidad de analizar cada uno de estos asuntos. Todo se puede analizar y criticar racionalmente, incluso el racionalismo, que no es una filosofía muy racional que digamos.

Actos de fe hay en política, donde uno decide adherir a una posición por motivos tanto racionales como por confianza en un colectivo o es sus líderes.

Actos de fe hay en la ciencia, donde los principios básicos de cualquier ciencia, incluso las que se consideran "exactas" o "duras", son siempre ideales e indemostrables. Hay actos de fe hay en la ciencia, donde nunca son concluyentes las demostraciones de verdad de una teoría ni tampoco las refutaciones. Así que muchas veces hay un mito de la razón que es tan religioso como cualquier religión.

Por otro lado, quiero agregar algo sobre la racionalidad: la racionalidad nunca nos proporciona motivos determinantes acerca de por qué es mejor no matar que matar. Matar no es irracional. Los campos de concentración son racionales. Masacrar es un acto perfectamente argumentable, tanto como no hacerlo. El capitalismo mata con su racionalidad financiera y bélica, así como el comunismo mató con su racionalidad revolucionaria. Cuando uno quiere encontrar motivos para optar por no matar, hay algo que no proviene de la ciencia ni de la política, son mandatos que fueron dichos hace miles de años: No matarás, Ama al prójimo como a ti mismo, Ámense los unos a los otros. Ninguna ciencia ha llegado a formular principios tan rotundos acerca del respeto amoroso entre seres humanos.

Por último, aclaro, por si hay algún cazafantasmas de la secta atea: no practico NINGUNA religión y no me siento superior a nadie por ello.

2 comentarios:

Marmaduke/Eddie/Matt dijo...

OSCAR: Como judío subscribo casi totalmente (ahora no es el momento de explicar el "casi") lo que escribe Gustavo Fainschtein. Confieso que me emocionó mucho el leer conceptos con los que estoy tan de acuerdo. Quisiera agregar que un concepto básico del judaísmo es "tikkun olam" que señala la responsabilidad de los judíos para "reparar el mundo".
Y una pequeña corrección al glosario del señor Fainschtein: la Torah comprende sólo los primeros 5 libros de la Biblia (Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio). Es la parte más importante pues se supone que Dios la dictó a Moisés. El nombre del conjunto de la Biblia hebrea es el "Tanaj".
Eddie

Carlos G. dijo...

Es indiscutible que las religiones, por lo menos las que cuentan con mayor cantidad de seguidores, promueven el amor al prójimo, la aceptación del otro, y, en general, todas las circunstancias que tiendan a mejorar la convivencvia entre los seres humanos.
Sin embargo los seres humanos nos las hemos arreglado para guerrear en nombre de Dios, crear instituciones como la Inquisición, discriminar a las mujeres y perseguir a las minorías.
De todas formas no alcanzo a ver ni rastro de causa religiosa en el conflicto árabe-israelí.