domingo, 10 de abril de 2016

Adiós, muñeca

Hoy a la medianoche en La otra.-radio, FM Gráfica, 89,3. Online acá.


por Nazareno Brain

Si hablamos de la novela negra, sus mejores exponentes son los escritores Raymond Chandler, Dashiell Hammett y Carroll John Daly.

Pero, ¿qué es la novela negra? Como la definió Raymond Chandler en su ensayo El simple arte de matar (1950) es “la novela del mundo profesional del crimen”. Otros prefieren la denominación de novela criminal. Se caracteriza por el carácter oscuro de los ambientes en que transcurre, lejos de las casas señoriales que ambientaban las novelas policíacas de enigma de la escuela inglesa.

Las novelas negras transcurren en una sociedad violenta y corrupta, en la que nuestros detectives (Sam Spade, el agente de la Continental, Philip Marlowe) muestran a veces rasgos de una moral ambigua, que les permite, por ejemplo, manipular una situación para lograr la precipitación de los hechos.

Solitario y escéptico, Phillip Marlowe (personaje creado por Raymond Chandler) es, junto a Sam Spade (creación de Dashiell Hammett), el detective más famoso de todo los tiempos. Adiós, muñeca (1940) en mi opinión es la mejor novela de Chandler. En esta obra, el detective entra en un ambiente de corrupción, misterios y gánsters. Adiós, muñeca relata como Moose Malloy, un criminal recién salido de la cárcel, busca desesperadamente a su “Pequeña Velma”, la bailarina de un club nocturno. Marlowe entra en una red de corrupción y termina enredándose en las turbulencias del mundo de los hampones.

Con esto, si bien no logro explicar lo que significa para mí entrar en este mundo, solo quiero dar una pincelada del género policial negro… ¡hay que leerlo muchachos!