domingo, 3 de abril de 2016

La devastación cultural del Macrismo

Hoy a la medianoche en La otra.-radio. Radio Gráfica,  FM 89,3. Online acá. Links alternativos:  acá o acá


La Biblioteca Nacional cercada por carros de asalto policiales


El Teatro San Martín, administrado desde hace 8 años por el macrismo tapiado y en ruinas

El año pasado, pocas semanas antes de la fecha anunciada para las Jornadas Kierkegaard, nos encontramos en un estado de zozobra al descubrir que nuestra histórica sede de las Jornadas, el ISEDET, había cerrado.

Las Jornadas estuvieron a punto de suspenderse por primera vez en una década, lo que habría sido una decisión muy dolorosa para quienes desde la Biblioteca Kierkegaard las venimos impulsando desde el comienzo.

De pronto, surgió una oportunidad salvadora, gracias a la amabilidad y la predisposición de María Pía López, entonces directora del Museo del Libro y de la Lengua, dependiente de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno, que en ese momento aún dirigía Horacio González.

Las Jornadas salieron magníficas, por el aporte de todos los participantes, pero especialmente por la calidad y la calidez del ámbito en que se desarrollaron. No solo la sala que la BN nos cedió era hermosa, sino que todo su personal nos recibió con inmensa hospitalidad.

Pero desde hace unos meses en Argentina todo cambió: Horacio González y María Pía López renunciaron a sus cargos con la asunción del nuevo gobierno. Después de varias semanas de rumores inquietantes acerca del futuro de la BN, se nombró director a Alberto Manguel, un escritor que no reside en el país desde hace muchos años y tampoco lo hizo desde el momento en que fue designado. La BN se encuentra en estado de virtual acefalía.

Pero eso no es lo peor: hace pocas semanas el ministerio de cultura macrista envió telegramas de despidos a 240 de trabajadores de la Biblioteca, entre ellos, varios de los que colaboraron con nosotros en nuestras Jornadas Kierkegaard. Esos telegramas no llevan la firma del director de la BN sino la impersonal firma de la "Biblioteca Nacional".

Según cuentan los trabajadores, el proceso en marcha es de destrucción de los espacios conquistados por la BN en estos últimos años. La hospitalidad con que nos recibieron a nosotros en noviembre pasado no fue ocasional ni un privilegio particular: la Biblioteca Nacional se había convertido en un polo de creatividad y producción cultural, con edición de libros, ediciones fascimilares de revistas, exposiciones, instalaciones, jornadas de diverso carácter, homenajes a representantes de la cultura popular como Spinetta, Luca Prodan, Héctor Oesterheld, junto con otros encuentros dedicados a Borges, a Nietzsche, Macedonio, Viñas y mil cosas más.

Hoy la barbarie macrista quiere convertir ese lugar de encuentro y creación en un páramo. 

Personalidades de la cultura internacional y local han alzado su voz de alarma ante la destrucción que está llevando a cabo el ministro Avelluto y el presidente Macri en la cultura. Mientras, el designado director de la BN no da la cara y los despidos siguen. La Biblioteca se halla cercada por carros de asalto de la Policía.

Si la Biblioteca Nacional cae en el desastre que hoy ya conocen otras instituciones culturales manejadas por el macrismo, la responsabilidad no será solo de este gobierno devastador, sino de la indiferencia de toda la comunidad que deje morir ese lugar tan querido.

Hoy a la 0:00 habla María Pía López en La otra.-radio. Radio Gráfica. FM 89,3. Online acá. Links alternativos:  acá o acá