martes, 24 de abril de 2018

Tarifazo: Si pagamos, no comemos


Desde hace un par de d√≠as a los figurones de Cambiemos se los ve algo desestabilizados. Sus apariciones en los medios son tard√≠as, impertinentes, falaces, opacas: est√°n tratando de envolver en un packaging cambiemita ajado este enorme desastre que es el tarifazo que le azotaron a la poblaci√≥n. La bronca es mucha. Y no es que el gato, Pe√Īa, Rodriguez Larreta o Vidal de pronto hayan salido coordinadamente a presentar excusas por estar dolidos por una repentina sensibilidad social. Deben haber recibido encuestas e informes de focus groups que les dicen que la bronca alcanza a toda la primera l√≠nea cambiemita, incluida la ultrablindada Vidal. Y salen con esos galimat√≠as de reducci√≥n de impuestos que ahora arrojan contra los gobernadores que hasta el d√≠a de hoy les hicieron la gamba con el ajuste. Quieren disminuir un porcentaje irrisorio sobre las exorbitantes boletas de los servicios, haci√©ndole pagar el costo fiscal a los gobernadores que hasta ahora se comportaron como forros del poder. Lo que confiesan con estas pobres trampas ilusionistas es que el macrismo no tiene ninguna perspectiva de ofrecer a sus votantes algo mejor ni nada aproximado a lo que prometieron en campa√Īa y entonces intentan salpicar con su mugre a sus aliados, ya que el verso de la herencia recibida ya no les rinde.

Los dirigentes de la oposición se desperezan entre los vericuetos reglamentarios del poder legislativo. Los gordos de la CGT siguen impávidos como cerdos ahítos.

Será que el pueblo se tiene que hacer cargo de los errores que el propio pueblo cometió, al dejarse mentir tontamente por estos crápulas.

No hay comentarios: